CARPE DIEM

Cada día

Cada día

“A veces tenemos la estúpida creencia de que si no nos dicen constantemente “te quiero”, es que no nos quieren. Como si el amor se reafirmara sólo con palabras, y no con hechos. Pensamos, incluso, que si el amor que nos profesamos no se comparte en todas y cada una de las redes sociales habidas y por haber, es que no se está lo suficientemente enamorado. También están los que creen que si no nos colman de regalos todo el rato, es que no nos aman lo suficiente. Y hasta los hay que consideran que si no se celebra el 14 de febrero, con flores, bombones, cenas, o cualquiera de las hipocresías seudo románticas que nos venden que debemos hacer ese día, es que no hay amor.

Está claro que aún no hemos entendido que el amor va de otra cosa. El amor son, sencillamente, “esos” pequeños pero enormes momentos que compartimos con “esas” personas que nos hacen sentir tranquilos, seguros, como en casa; es “esa” sensación de que no necesitas nada más, de que no te hace falta tener mucho, porque ya lo tienes todo, y eres jodidamente feliz. Sin importar la fecha del calendario. Sin importar la cantidad de regalos que nos hagan; independientemente de lo viral que pretendamos que sea ese amor, o de las veces que nos digan lo mucho que nos aman.

¿De qué sirve decir te quiero a cada rato, gritar a los cuatro vientos lo enamorados que estamos, colmar de regalos, celebrar días impuestos… si el amor del que presumimos brilla cada día por su ausencia?

Digamos te quiero, no dejemos nunca de hacerlo, aunque creamos que no tiene tanta importancia, no sabemos lo importante que es. Contemos a quien queramos lo mucho que queremos si tenemos la necesidad de proclamarlo, no hay nada de malo en expresar lo orgullosos que estamos de ese amor. Hagamos todos y cada uno de los regalos que queramos cuando nos apetezca, a todos nos gusta hacerlos y recibirlos de vez en cuando, y no hay que perder nunca esa ilusión. Y por supuesto, celebremos, cada vez que nos de la gana, lo mucho que nos amamos… lo merecemos, sin lugar a dudas. Hagamos todo esto cuando nosotros decidamos, no cuando nos digan que debemos hacerlo. Pero, sobre todo y por encima de todo, no nos cansemos jamás de demostrar ese amor todos y cada uno de los días que tengamos la dicha de amar y ser amados.”

3mp

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: